Dark Mode On / Off

Más que un emprendimiento comercial, un verdaderoproyecto de vida

“El Almacén” – Productos Naturales

Un inconveniente de intolerancia alimentaria de sus hijos los hizo conocer lo difícil que puede resultar conseguir alimentos saludables a un precio justo. Hoy, se muestran felices de poder desarrollar un emprendimiento “con propósito”, lo que les permite disponer de más tiempo para sus afectos.

La Entrevista al Socio de este mes nos traslada al encuentro de Verónica Sosa y Diego Barrios, una pareja que lleva 19 años recorriendo la vida juntos. Tienen dos hijos: Sofía de 9 años y Dante de 2. Luego de mucho tiempo trabajando como empleados, tomaron la decisión de convertirse en emprendedores para fundar “El Almacén”, una tienda de alimentos naturales ubicada en el Balneario La Floresta. El porqué de la decisión, sus primeros balances y anhelos de futuro, los compartimos en el siguiente diálogo, muy interesante y completamente inspirador:

  • ¿Qué es El Almacén?
  • Verónica – El almacén fue el inicio del sueño que siempre tuvimos de poder ensamblar la vida familiar con la vida laboral. Si bien sabemos que el ser emprendedor es una actividad desafiante, te da más libertad para poder compartir entre nosotros y en el cuidado de los niños.
  • Es decir que es un proyecto de vida, no sólo comercial…
  • Diego – Exacto. Es algo que teníamos en nuestro horizonte hace tiempo, que se dio más rápido de lo que esperábamos y acá estamos, transitando el camino del emprendedor, que es todo un mundo nuevo para nosotros pero, al momento, estamos muy contentos con la respuesta que estamos teniendo de la gente. Nos están visitando clientes de varios lados, no sólo de La Floresta, Costa Azul y Bello Horizonte, sino también de Santa Ana, Cuchilla Alta y hasta Soca. La verdad es que en el poco tiempo que llevamos, que son cuatro meses, el panorama es más que alentador.
  • ¿A qué se dedicaban antes?
  • Diego – Yo trabajé casi 8 años en el rubro de materia prima para industria alimenticia, me encargaba de toda la logística, reparto y demás.
  • Verónica – Yo trabajé 15 años en una cooperativa de ahorro y crédito en la parte de recuperación de activos.
  • ¿Qué es lo que ofrecen a través de “El Almacén”?
  • Verónica – Ofrecemos la posibilidad de una alimentación diversa a la Comunidad. Un lugar para el que tiene una intolerancia alimentaria, sea cual sea, y también para el que elige alimentarse de una forma que sale de lo que se ofrece habitualmente en la mayoría de los supermercados. Tenemos el propósito de atender a esa parte de la población.
  • ¿Qué gama de productos incluye la propuesta?
  • Diego – Tenemos harinas, féculas, congelados, pastas, empanadas; incorporamos hace poco toda la línea de hamburguesas a base de proteína de arveja, pan, panchos, chorizos, helados veganos libres de gluten y muchas cosas más.
  • Los escucho hablar de panchos y chorizos para veganos y me pregunto: ¿logran conseguir la misma textura y sabor?
  • Diego – Sí, completamente, tú lo ves y es un chorizo exactamente. Y en la parte de panes también tenemos una variedad muy importante para veganos a base de harina integral y masa madre. También tenemos prepizzas.
  • Al ser productos tan específicos, ¿qué tipo de proveedores buscan?
  • Verónica – Es fundamental trabajar con proveedores que estén en la misma línea que nosotros. Y por otro lado, más allá de que este es un negocio, el sustento de nuestra familia, buscamos siempre darle la oportunidad a los emprendedores de nuestra zona.
  • Diego – Trabajamos con la Cocina de Roma, que es una chica que nos hace unas galletas de guayaba y otras crackers saladas, tenemos a un vecino Alemán que nos proporciona las conservas. De San Luis tenemos a la gente que nos trae la sal marina. Los que nos venden el ormus, que es todo a base de agua de mar, son de La Floresta.
  • Verónica – Mientras que se adapte a nuestro propósito, queremos para “El Almacén” trabajar con el pequeño y micro empresario de la Costa de Oro.
  • ¿Por qué decidieron instalarse en La Floresta?
  • Diego – Porque queríamos cubrir una necesidad y sabíamos que para el otro lado, para Atlántida y Parque del Plata, ya había este tipo de tiendas. Esta ubicación nos permite llegar a mucha gente de los balnearios hacia el este. La cantidad de clientes que llega desde muchos puntos diferentes nos indica claramente que hacía falta un lugar de estos acá.
  • ¿Cómo es la relación que establecen con cada cliente?
  • Diego – Creemos que hemos logrado una verdadera red de clientes que vienen, se sienten cómodos, encuentran lo que buscan y se van conformes con la atención. Además siempre destacan el orden y la prolijidad del local.
  • ¿Cómo son esos clientes?
  • Verónica – Son personas exigentes. La gente que elige alimentarse de otra manera o que tiene una patología y necesita un tipo de alimentación específico, es cuidadosa con cada detalle, con el etiquetado, la procedencia de los productos, el mantenimiento, fechas de vencimiento. Pero al mismo tiempo, es un público que te enriquece mucho porque saben, están instruidos y eso también nos aporta a nosotros.
  • ¿Se sienten cómodos en esta nueva etapa laboral?
  • Diego – Estamos conformes. Tratamos siempre de ir incorporando cosas, de no quedarnos en una meseta de conformidad y tratamos de escuchar a la gente.
  • Verónica – Al emprender, el techo se lo marca uno mismo, eso me parece muy interesante. Si bien tenemos solo cuatro meses con esta aventura, ya notamos todo lo que hemos mejorado en este tiempo. Miramos fotos de cuando abrimos y lo que es ahora y notamos una evolución sumamente positiva, eso nos da mucho impulso. Y en cuanto a nosotros es importante complementarse, siempre hay alguien que es más ansioso y alguien que tiende a bajar a la realidad, que pone paños fríos. Ahí aparecen los equilibrios. A mí me encanta lo que hemos logrado, pero ya en mi cabeza tengo mil ideas más para aplicar.
  • Diego – Y yo soy más cauteloso, pienso mucho y marco cuando considero que hay que esperar. Los dos generamos una combinación que está buena.
  • ¿Por qué consideran que el público los viene eligiendo?
  • Diego – Yo creo que es un conjunto de varias cosas: el precio, la variedad de productos, porque más allá del poco tiempo que llevamos, una persona entra a la tienda y encuentra generalmente lo que necesita y lo que busca. También por el trato que brindamos a los que nos visitan. Buscamos que siempre se sientan bien atendidos, escuchados.
  • Verónica – Creo que ellos valoran mucho nuestro compromiso. Notan que cuando buscan algo que no tenemos lo buscamos y se lo acercamos. Cubrimos todas sus necesidades en la medida de nuestras posibilidades. Y hay algo que nos hace distintos y que nos interesa que se note y es que los entendemos perfectamente, porque somos papás de niños con intolerancias alimentarias. Para nosotros tampoco fue fácil conseguir esos alimentos y notábamos que siempre resultaban más caros que el resto de los productos. Está esa filosofía de aprovecharse de la gente que necesita este tipo de alimentos, con precios inflados. La política de “El Almacén” es que si bien trabajamos de esto y es nuestro sustento, es importante manejar con mucho criterio y mucho cuidado los márgenes. Es lógico que esta clase de productos por sus características particulares sean más costosos, llegan a nosotros con un precio de base más alto que los alimentos industriales, pero creemos que se puede manejar de manera de que resulten un poco más accesibles. Estamos en contra del abuso en los precios.
  • Me contabas que tus niños tienen ciertas dificultades de intolerancia alimentaria. Es importante recordar que no sólo los adultos pasan por esas situaciones.
  • Verónica – Absolutamente. Tenemos que entender que muchos niños tienen restricciones y requieren por algún motivo una dieta específica. Tenemos que ayudarlos a no perder una parte importante de su niñez.
  • Diego – Tenemos dos clientas que tienen niños con restricción alimentaria y nos contaron que estaban en un cumpleaños y vieron que el resto de sus amigos comía hamburguesas al pan y ellos no podían. Imaginate la situación. Por eso, es importante saber que existen posibilidades para que ellos puedan también disfrutar. Solo hay que estar al tanto y ponerse en el lugar del otro. Porque hay muchos productos veganos, libres de gluten y otras variedades que son una gran solución.
  • ¿Cómo ha sido la experiencia de acercarse a nuestro centro comercial?
  • Verónica – Principalmente encontramos en el CCIFA asesoramiento y calidez. Nosotros no sabíamos nada y ahí nos fueron guiando para tomar las mejores decisiones. Un acompañamiento muy humano, que apunta a evitar gastos innecesarios y transitar estos primeros tiempos del emprendimiento con tranquilidad. Están en todos los detalles: vencimientos, facturación, dándonos el espacio de figurar en esta revista, de invitarnos a los cursos…
  • ¿Tienen pensado ir a esos cursos este año?
  • Diego – Claro que sí, sobre todo a mí me gusta mucho el tema de las redes, el Instagram lo manejo yo. Me gustaría hacer algún curso sobre esa temática.
  • -¿Cómo se imaginan “El Almacén” en el futuro?
  • Diego – Primero que nada nos gustaría establecernos, consolidarnos. Después el tiempo dirá en qué medida podemos expandirnos. Veremos.
  • Verónica – Yo ya estoy cuatro sucursales adelante (risas). No, hablando en serio, me imagino con una inversión en tecnología. Estamos trabajando en la página web para tener una tienda online. Mi propósito es que “El Almacén” resuene en todos lados y funcione todos los días a toda hora. Entonces pensamos en una tienda online para cuando venga el invierno, para que la gente que llega de trabajar de Montevideo cuando nosotros estamos cerrados, pueda hacer sus compras en línea y las pueda recibir en su casa. Me imagino el almacén siendo una marca fuerte, para eso trabajamos y estamos poniendo toda nuestra energía.

Desde Revista Centro los invitamos a seguir las redes de “elalmacennatural2023”, o contactarse por el 095 76 99 09 para hacer sus pedidos.

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?