Dark Mode On / Off

Escribana Lorena Álvarez

Por: Andrés De Mello

“El valor de un ser humano radica en la posibilidad de
ampliar de uno mismo, para ir fuera de uno mismo, de
existir en y para otras personas.”

Milan Kundera

En esta edición contamos con la presencia de la Escribana Lorena Alvarez que a través de la
presente entrevista nos da un hermoso ejemplo del trabajo que puede hacer un ser humano en la construcción de la existencia en base a las decisiones que vamos tomando día a día.


A: ¿Cuáles fueron los motivos que te llevaron a elegir la profesión de Escribana?
LA: Lo elijo en cuarto año de facultad, hasta ese momento las carreras de Abogacía y Escribanía se cursaba en común y luego se elegían dos años de una u otra. Ahí decidí que mi personalidad era más acorde con la Escribanía, el litigio no me entusiasmó.
El Escribano interviene siempre que no haya conflictos.


A: ¿Dónde estudiaste?
LA: En la UDELAR.


A: ¿Cómo fue la época de estudiante?
LA: Fue una época de estrés y ansiedad. Vivir en Atlántida y viajar todos los días es un sacrificio sobre todo cuando hay horas puentes, pero valió la pena.
En mi facultad rotábamos mucho de compañeros así que no había mucho apego. Tengo dos grandes amigas y colegas de esa época que seguimos frecuentándonos hasta hoy.


A: ¿Te dedicaste a estudiar o tuviste que trabajar al mismo tiempo?
LA: Mis papás eran separados, mi hermana y yo vivíamos con mi mamá. Ella nos daba todo lo que podía y más, con muchísimo esfuerzo, porque trabaja en el campo, así que cuando con 16 años decidí hacer facultad se alegró muchísimo pero no podía cubrir los gastos necesarios y empecé a trabajar.
Trabajaba en Atlántida, en un supermercado. Largas temporadas de noviembre a fines de turismo. Lo que ahorraba en ese tiempo cubrían mis estudios anuales. En el momento fue un sacrificio. Pero me hizo valorar muchísimo todo, cada pasaje, libro o fotocopia, yo tenía idea clara lo que costaba.


A: ¿Cuáles son las diferencias entre la carrera y lo que te llevó a elegirla?
LA: La Escribanía es mi vocación, así que la elección fue la correcta. Las diferencias han sido positivas. Cuando me recibí pensé me iba a costar la práctica de la carrera, y sin embargo me gusta muchísimo el contacto con la gente, explicarle cada cosa que consultan. Creo que tengo un poco de alma de docente así que me gusta que salgan del escritorio entendiendo y sin dudas.


A: ¿Cómo te sentiste al recibirte?
LA: Me sentí muy orgullosa, con la meta cumplida, ansiosa y expectante.


A: ¿Cómo fueron los primeros años luego de recibirte?
LA: Fueron al principio de tranquilidad por ya no tener que estudiar y luego de ansiedad por empezar a trabajar. Acomodaba mis materiales en el escritorio y esperaba…


A: ¿Cuáles fueron los primeros retos a los que te enfrentaste como profesional?
LA: La práctica sin dudas, las consultas y tener que decir déjenme estudiar y les respondo. Las reuniones familiares en donde creen que eres una sabelotodo, hasta en áreas que no tienen que ver con la Escribanía. Hasta el día de hoy mucha gente cree que los Escribanos
sabemos todos los trámites que se realizan en el país y no es así.


A: ¿Hay diferencias entre la práctica diaria y la parte teórica?
LA: Hay diferencias, al principio piensas que lo aprendido en Facultad no sirve para absolutamente nada y que la calle lo es todo. Mi gestor sabía más que yo cuando empecé, de cada cosa que iba a hacer (y hasta el día de hoy muchas veces es así).
Pero luego te das cuenta que los conocimientos que te dio la facultad los tienes incorporados, y son la base de tu profesión.


A: ¿Cómo ha evolucionado la Escribanía desde que te recibiste hasta el día de hoy?
LA: La Escribanía creo sigue siendo la misma, sin perjuicio de algunos cambios legales, la base es lo mismo. Lo que cambió es lo que influye la sociedad en la Escribanía. El acceso a la información hoy por hoy es más inmediato, y nos hemos acostumbrados a la inmediatez a no esperar, no tener paciencia. La Escribanía es un trabajo que requiere estudio, tiempo, atención para no equivocarse, y la inmediatez no es muy amiga de lo anterior.


A: ¿Es una profesión que obliga a actualizarse constantemente?
LA: Así es, la legislación cambia, y hay que actualizarse todo el tiempo, es fundamental. Lo que hoy está permitido mañana puede estar prohibido y viceversa.
Además todos los días aprendemos algo nuevo.


A: Contamos un poco cómo se formaron ante la creación de las SAS.
LA: Nos formamos con cursos, capacitaciones, lecturas de la ley e informándonos. Al principio los organismos públicos contaron con dificultades para acordar como sería, pero en el día de hoy ya todo está solucionado, se crean y funcionan sin problema.


A: ¿Cómo fue armar tu propio estudio?
LA: Siempre trabajé en forma independiente. El estudio se armó en una habitación de mi casa, la gente esperaba en mi living, hasta que un día que envié mis hijas a merendar a sus habitaciones porque tenía gente y me dijeron que esa era su casa y que ellas querían merendar en el lugar destinado a ello, tenían razón así que con mi esposo (quien siempre
me apoyó en absolutamente todo desde estudiante) creamos un escritorio independiente, con acceso independiente que me permite trabajar tranquila y que mi familia no me soporte todo el día. Me siento muy cómoda con el lugar que logré.


A: ¿Por qué eliges Atlántida para instalarte en lo laboral?
LA: Atlántida es el lugar en el que vivo, un lugar tranquilo y donde me conocen. Considero que el Escribano debe ser una persona de conocimiento y de confianza de quien lo contrata. Me gusta cuando alguien que hace 15 años pasó por el escritorio, puede contar con volver a pasar creo que la permanencia le da tranquilidad a la gente.


A: ¿Pasatiempos para salir de la rutina?
LA: Pocos, alguna caminata, un poco de lectura (fuera de lo notarial), una hora de comedia diaria y no mucho más, para ser una mamá muy presente con una familia de 6 personas es hasta demasiado pasatiempo te diría.


A: ¿Cuál es el papel que cumple el CCIFA como socia y como profesional?
LA: Como socia me desentiendo totalmente de todos los servicios que me brindan y tengo plena tranquilidad de que toda mi documentación está en forma correcta, pero quiero destacar el apoyo que me brindan como profesional. Es tanta la ayuda que me han dado, sin nombrar a nadie tengo referentes en la Institución que me allanan el camino muchas veces. Me solucionan problemas, me asesoran, consultan mis dudas ante organismos públicos, son un pilar para mi trabajo y agradezco eso enormemente.


A: Muchísimas gracias por tu tiempo.
LA: Gracias a ustedes.

Artículos Recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?