slogan atlantida

Entrevistas

Leonel Soutto: Supermercado Rodi

Leonel Soutto, responsable de la Empresa “SUPERMERCADO RODI”, nos recibió amablemente para llevar adelante la presente entrevista, la que entre otras cosas, tuvo momentos de emoción profunda, que espero puedan sentir a través de la lectura de la misma.

“Las oportunidades grandes nacen de haber sabido aprovechar las pequeñas.” Bill Gates

A: ¿Cuándo abre sus puertas Supermercado Rodi?
LS: Abre sus puertas el 3 de junio del año 2005. Desde el inicio fue “Supermercado Rodi”, acá en este lugar. Intentamos abrir otra casa pero no se pudo continuar con ese emprendimiento.

A: ¿Cómo fueron los comienzos?
LS: Difíciles. Todo un tema de cómo desarrollar el proyecto, tenía las ganas pero no el conocimiento. Junto a mi madre y dos personas más fue que se empezó a llevar adelante el emprendimiento.

A: ¿Qué hacías antes?
LS: Siempre fue en ventas. A los 18 años trabajaba con Carlos Mastroiani, en la parte de ventas, inclusive en un local en Parque del Plata. Posteriormente me dediqué a venta de supergas, durante ocho años.

A: ¿Cómo pasás de venta de electrodomésticos a supergas?
LS: Nace a través de querer salir adelante, de hacer una diferencia. Aprendí mucho con Carlos pero tenía la necesidad de independizarme. Un conocido me dio la oportunidad de alquilar un local e iniciamos la distribución de supergas.

A: ¿Por qué elegís el rubro de supermercado?
LS: Cuando iniciamos la distribución de supergas lo hicimos con la idea de colocar también un autoservicio, pero, debido a falta de capital no pudimos. Dos años después, mi hermano, arma el autoservicio con mi apoyo. El 2002 fue crítico pero seguimos adelante.

A: ¿Estábas solo o ya tenías personal?
LS: Tenía tres personas empleadas. El gas es un rubro donde lo que te diferencia es el tipo de servicio que das, por eso desarrollamos el servicio. Estábamos disponibles 24 horas, minimizábamos el tiempo de entrega, entre otras cosas. Esto nos permitió marcar la diferencia con otras distribuidoras. Por el 2005, mi hermano no quería continuar con su proyecto y decidimos unir todo. También fue difícil por falta de capital. La abuela de mi hijo nos prestó dinero y después se fue armando todo. Los clientes nos potenciaron, también los proveedores.

A: ¿Por qué elegís este rubro?
LS: Los orígenes están en mi niñez. Mis padres se dedicaban a la venta en autoservicio, en Montevideo. Lo venden y nos vinimos para Parque del Plata, donde estamos hace ya 35 años.

A: ¿Recordás por qué fue que se vinieron?
LS: En ese momento fue por la decisión de mis padres de vender el negocio. Teníamos la casa de mi abuela en Parque del Plata y seguimos adelante.

A: Y vos, ¿por qué elegís Parque del Plata para quedarte?
LS: No sé si hay una elección. Fueron las oportunidades que se me fueron dando y las fui aprovechando.

A: Bien, a doce años de abrir las puertas de Supermercado Rodi, ¿cómo lo vivís vos?
LS: Ha pasado mucha agua debajo del puente. Ha cambiado mi mentalidad. Llevo adelante el emprendimiento. Nunca pensé llegar dónde estoy. Creo que ni siquiera lo soñé en su comienzo.

A: Arranca como autoservicio de barrio, ¿cómo fue la transformación a supermercado?
LS: Era un empuje constante, entre que nosotros queríamos crecer y la gente que nos acompañaba, iba quedando chico el local, entonces agrandábamos. Año a año crecía y crece en forma exponencial.

A: Fuiste anexando servicios como el de la carnicería, ¿cómo fue ese proceso?
LS: El desafío más grande fue a los dos o tres años, en el 2008, con la carnicería. Fue el mayor salto, fue el rubro que hizo la diferencia e impulsó todo lo demás. Duilio, fue la persona en la que confié para hacerlo. Él fue el impulsor de ese proyecto, él lo hizo posible.

A: ¿Y la Rotisería? Porque una cosa es vender productos y otra muy diferente es producirlos.
LS: Fue el resultado de aprovechar la materia prima con la que contábamos para generar un nuevo servicio a nuestros clientes. Todo lo que hacemos, lo hacemos buscando una mejora constante. La confitería es la frutilla de la torta (risas) Comenzó hace unos ocho años y hasta el día de hoy con el mismo confitero.

A: El pasaje de empresa familiar a ésta que es hoy con tanto personal, ¿cómo se fue dando?
LS: El equipo de trabajo se fue armando en base a la necesidad por el crecimiento constante. Hoy tenemos una persona dentro del equipo que cumple diez años con nosotros. Buscamos la permanencia. Antes tomábamos más gente sólo por la temporada, pero al trabajar todo el año, muchos fueron quedando en la nómina permanente y así fuimos aumentando el personal.

A: Sé que tenés un vínculo directo con la gente que trabaja en tu empresa, ¿cómo lo generás?
LS: Sí, trato de estar siempre. Hoy somos 84 personas, los conozco a todos, hablo periódicamente con todos. El tener contacto es bueno, estar relacionados para que la organización funcione mejor.
En el 2011, 2012, dejamos un estudio contable para pasar al Centro Comercial, debido a la necesidad que teníamos de ordenarnos. Eso me ha ayudado enormemente. Para hacer cambios precisábamos capacitación y Alicia nos sugirió una capacitación a través de CAMBADU, desde ese momento hasta el día de hoy nos acompaña. La capacitación que recibimos fue muy importante para el orden de la organización. Lo que brindamos como empresa es fruto de esa capacitación, y nuestro personal es reflejo de todos los cambios que se produjeron a raíz de ella.

A: ¿Cuándo te das cuenta de la necesidad de cambiar la forma de trabajar?
LS: Cuando se hizo evidente que para avanzar debíamos cambiar. Trabajábamos en grupo en vez de en equipo. En esto el CCIFA jugó un papel importantísimo. Tratamos de que la mayor cantidad de personas de nuestro equipo hicieran las capacitaciones.

A: Contános cómo fue que te vinculaste con Nicolás Camejo, que tiene síndrome de down y hoy forma parte de tu equipo de trabajo.
LS: El papá vino a hablar conmigo y me planteó la posibilidad de emplear a Nicolás por un tiempo. Acepté inmediatamente. Lo presenté a la encargada y a la subencargada del sector y fue bienvenido por todos. Se generó algo muy bueno. Nicolás nos ayudó a todos a ver otra parte de la vida. Ver a las personas, más allá del trabajo. El papá pensaba que era por dos o tres meses pero le planteamos que lo queríamos para todo el año. Cambió muchísimo a las personas que trabajan con él. Para mí es un orgullo contar con Nicolás en nuestra empresa. Es uno más, no existen diferencias.

A: Proyectos e ideas que nos quieras contar.
LS: Mejora constante, terminar, aunque cuando digo esa palabra sé que nada termina (risas), digamos redondear el proyecto. Enfrentar los desafíos, la competencia, eso nos permite seguir avanzando.

A: Trabajás muchísimo, ¿cuál es tu válvula de escape?
LS: Exactamente por eso es que quiero redondear el proyecto (risas) Viví muchos años trabajando para el supermercado, sacrifiqué familia, hijos, y hoy, lo que quiero es vivir mi vida.

A: Me parece estupendo. Muchísimas gracias por tu tiempo.
LS: Un placer, gracias a ustedes.

Por: Andrés De Mello

2015 - Todos los derechos reservados
CCIFA | Centro Comercial, Industrial y Fomento de Atlántida
Calle 11 y Ruta Interbalnearia
Atlántida, Canelones - URUGUAY
Tel: (+598) 4372.2375 / 4372.2531 | info@ccifa.com.uy

Síganos en: