Bienvenido a Atlántida, un lugar para vivir

Entrevistas

Liga de Fomento de Vecinos de Parque del Plata - CAIF

Presentamos la entrevista realiazada a la Liga de Fomento de Vecinos de Parque del Plata, con estas palabras de uno de los mejores pedagogos del Siglo XX, el Sr. Paulo Freire, el cual basó su trabajo en el amor al otro, así de sencillo, amor hacia todo ser humano sin importar nada más.

La finalidad de su tarea era recuperar la dignidad y construir la esperanza, finalidad que comparten los integrantes del CAIF de Parque del Plata Norte.

“La pedagogía del oprimido, como pedagogía humanista y liberadora, tendrá, pues, dos momentos distintos aunque interrelacionados. El primero, en el cual los oprimidos van descubriendo el mundo de la opresión y se van comprometiendo, en la praxis, con su transformación, y el segundo, en que, una vez transformada la realidad opresora, esta pedagogía deja de ser del oprimido y pasa a ser la pedagogía de los hombres en proceso de permanente liberación.” Paulo Freire.

Nos recibieron muy amablemente Teresita, Fernando y Hugo. Desde aquí todo el agradecimiento por darnos de su precioso tiempo.

A: Hagamos un poco de historia del CAIF.

T: El CAIF de Parque del Plata existe desde hace mucho tiempo. Hubo problemas administrativos que debido a eso estuvo cerrado durante un año aproximadamente. Luego se reabrió con nuevas autoridades y nuevo personal en el año de 1999. En ese momento empezó a administrarlo la Liga de Vecinos de Parque del Plata. La nueva comisión asumió hace poco.

A: ¿Cómo ven la evolución en todas las áreas?

T: En lo educacional no ha habido grandes cambios, el tema es que la tecnología ha ido transformando el equipo educativo. Cuando asumimos, el CAIF estaba desprestigiado en la zona. Hubo que trabajar mucho. Hoy estamos muy bien. Tenemos muchas cosas que antes no había, se mejoró mucho. Se sigue luchando, tiene mucho que ver el plan, si la asociación tuviera más libertad de decidir, hacer y deshacer sería otra cosa, pero dependemos del Plan CAIF del INAU. Dentro del INAU está el plan CAIF, a veces la gente se confunde. El CAIF es una especie de jardín de infantes y de niños de cero a dos años con los que se aplica la EO, es Estimulación Oportuna; se hacen talleres con estos niños, dichos talleres están muy buenos. Hay talleres para embarazadas.

F: Por lo general se hace en coordinación con la policlínica. La partera nos da información, se va a buscar a las madres, vienen para acá y se hacen los talleres. Luego se hace una evaluación para el momento en el que el niño entre acá.

A: Es mucho más que un jardín de infantes o guardería.

F: Sí, mucha gente se piensa que los niños solo vienen a comer. Vienen a comer, a educarse, vienen sus padres, reciben apoyo psicológico, psicomotricista, es un equipo muy grande el que trabaja acá.

A: ¿Cómo es dirigir un CAIF?

F: No es fácil (risas) Hay que tratar de manejarlo como si fuera una familia. Trabajar a conciencia, sabiendo que luchamos por lo mismo, que todos somos iguales, que ninguno es más que nadie, así se consigue el bien para los niños, que es para lo que estamos.

A: ¿Cómo llegás vos al CAIF?

F: En un momento que faltaba gente me vinieron a buscar. Después falleció el presidente y quedé yo con unos vecinos para poder seguir adelante.

A: Casi, casi, tu ingreso fue obligado (risas)

F: Y más o menos (risas) Es lindo por los niños, que te dan un amor increíble, pero es un trabajo difícil, requiere de le dediques mucho esfuerzo.

A: ¿Cómo hacés para dedicarle tanto teniendo tu propia vida, que como a todos nunca es fácil?

F: Somos un equipo de gente, hay mucha gente atrás nuestro que nos da una mano, para que los niños pasen bien.

A: Me imagino que es muy difícil, no solo la tarea con los niños sino también la parte administrativa.

F: Sí, son 16 funcionarios, cada uno con sus problemas. A veces nos entendemos, otras no. Todos los días se presenta una situación diferente para resolver. No es fácil.

A: Además de los talleres ¿qué otras actividades realizan con los niños?

F: Los niños entran a las 8 de la mañana, se les tiene pronto el desayuno. Luego de desayunar van cada cual a su clase, tienen educadoras, psicomotricistas, psicólogas. Tenemos la asistente social que también va a las casas.

A: ¿Cuál es la finalidad de ir a los hogares de los niños?

F: Hacer venir a los padres que a veces no mandan a sus niños, saber qué problemas tienen, a veces para ayudar a hacer trámites como la canasta.

T: Se cumple en el domicilio la atención que no se puede dar acá. Por ejemplo, hay familias que no entienden que el CAIF les puede brindar un servicio que les hace bien. Hay niños que están solitos, que hay un verdadero riesgo social. Se va y se les brinda el taller en la casa, hasta que los padres ven y se dan cuenta que es bueno traerlos.

A: También se lucha contra la negativa de los padres.

F: Sí, contra algun tipo de violencia por parte de los padres, hay que estar atentos.

A: Es muy amplia vuestra tarea.

F: Sí, es muy amplia, es mucho más que un plato de comida o una copa de leche. Pasamos del desprestigio a que la gente quiera mandar a sus niños. El año pasado pasamos a tener de 20 a 25 niños más, y para este año ya tenemos entre 40 o 50 niños más anotados, y no tenemos espacio físico ni personal. Está complicado.

T: Habría que aumentar de grado de CAIF. Nosotros somos del tipo 3, pero tendríamos que pasar al tipo 4.

A: ¿A qué se refieren con los distintos tipos de CAIF?

F: A la cantidad de niños que atendés. Para pasar al tipo 4 tendríamos que construir dos salones más, si queremos satisfacer apenas la demanda.

A: ¿Cuál es el período en que funciona el CAIF?

F: Del primero de febrero al treinta y uno de diciembre. Sólo enero tiene descanso el personal.

A: ¿Cómo se convive con las distintas realidades de los niños?

T: Hemos tenido la suerte, de que si bien es población carenciada y necesitan, son accesibles, tú les podés explicar, hacemos talleres de cómo cocinar con lo poco que tenés. Tratamos de inculcar de cómo utilizar lo que se tiene sin desperdiciar. Colaboramos en ese sentido. Nosotros ayudamos pero promovemos que se preocupen por solucionar sus problemas, sino caemos en el asistencialismo. El Centro debería definirse como Centro Educativo e Inserción Social, que no solo es asistencialista.

A: Estimular.

T: Exactamente. Y este año han llegado más personas porque se ha demostrado que se pueden hacer las cosas bien.

A: ¿Cómo se manejan con las inasistencias?

T: Si el niño tiene reiteradas inasistencias y no se sabe que le pasa, la educadora primero se comunica con la familia, y de ahí deriva. Si es por enfermedad se ve cómo se puede colaborar, como por ejemplo en el tema de alimentos. Si es otro motivo se deriva a la asistente social y ahí ella ve hacia dónde apunta.

A: Se ve caso por caso.

H: Hoy tenemos el problema de la parte edilicia, aparte de lo económico. Este local era la estación de AFE, tiene muchísimos años. Estamos precisando un predio para construir.

T: Necesitamos un terreno porque esto sigue creciendo.

F: Abarcamos una gran zona.

H: La estructura no está hecha para que funcione como CAIF.

F: Otro problema es que muchos padres ven que algunos niños son traídos en autos o camionetas y lo ven mal, pues no necesitarían del Centro, pero no es así, nosotros queremos la integración, es decir, no separar a los niños por clase social o nivel económico.

T: Se les brinda una educación que les demuestra que se puede vivir bien. Ellos cocinan conmigo, tienen su delantal, su gorrito. Es muy bueno compartir con los niños.

F: Cuando entrás vienen a darte besos y te das cuenta que el esfuerzo que hacés vale la pena.

H: Te devuelven amor, es lo que nos impulsa a seguir.

T: Te hacen sentir vivo.

A : ¿ Cuéntenme cómo van las obras para el futuro?

F: Nos plantearon que iba a ser ya. Pero ahora por temas burocráticos va a llevar dos o tres meses. Hay más de 200 niños anotados y no sabemos cómo vamos a hacer cuando empiece el año. Como nos dijeron que iba a estar pronto lo comunicamos a las familias, es decir, que éstas creen que así será. Estamos en un problema.

H: Es por un tema burocrático. La plata está.

F: Lo que nos dicen es que hay unos fondos que si conseguimos un terreno se puede construir un edificio nuevo acorde con las necesidades. Pero no podemos conseguir el terreno.

H: Hablamos con la alcaldía, con todos. Planteamos varias posibilidades pero recibimos solo negativas.

F: Estamos hablando de una obra de unos ciento veinte mil dólares, que va a mover a toda la zona. No entiendo cómo no tratan de conseguir un terreno. Hemos recibido personas que nos quieren donar terrenos pero no pueden ser particulares, tiene que ser de la Intendencia. Ese dinero está ahí hasta el 2014, si para esa fecha no se usó, se va. Tiene que ser de la Intendencia pues si cierra en algún momento el CAIF, tanto el terreno como la construcción queda para esta. Pero ni así conseguimos el apoyo.

T: ¡Hay que conseguir el terreno de la Intendencia, por favor, por los niños, por todos!

F: Eso a uno le duele.

A: Es inexplicable.

F: Acá se gasta mucho en los arreglos, todo es muy viejo y por eso mismo, dichos arreglos duran poco.

A: Es maravilloso ver como se trabaja a cambio del afecto de los niños.

F: Y no solo del afecto, porque yo lo que miro es que si estos niños hoy son maltratados, mañana serán los que nos pondrán un arma en la cabeza. Tratamos de que se críen bien, aprendan de cómo se trabaja en equipo, que puedan elegir una buena vida. A veces la gente no se da cuenta de que el niño que saquemos de la calle, es una persona que se salva.

A: Claro, no alcanza con poner rejas, alarmas, trancándote bajo 7 llaves. Hay que preguntarse qué hiciste para que no aumente la delicuencia y el caos social.

T: El plan está muy lejos de la realidad. La teoría no coincide con la práctica.

A: Para cerrar, haceme un resúmen de este año.

F: Veníamos de una administración muy castigada. Habían muchos reclamos, pero al correr el año se fueron solucionando muchos problemas. Lo bueno es ver la alegría de los niños, que hoy contamos con materiales, hicimos fiestas muy concurridas, la gente se involucra cada día más, está tomando confianza y lo más importante es que el Centro volvió a ser de ellos.

A: Muchísimas gracias. Mucha suerte para todo lo que emprendan. Espero que la alcaldía o la Intendencia se hagan eco de sus necesidades, que en definitiva son las necesidades de todos los habitantes de la zona. Los niños son responsabilidad de todos.

F: Gracias a ustedes.

Para cerrar la entrevista me gustaría compartir la dedicatoria de Paulo Freire en su libro “Pedagogía del Oprimido”: “A los desharrapados del mundo y a quienes, descubríendose en ellos, con ellos sufren y con ellos luchan.”

Andrés De Mello.

2014 - Todos los derechos reservados
CCIFA | Centro Comercial, Industrial y Fomento de Atlántida
Calle 11 y Ruta Interbalnearia
Atlántida, Canelones - URUGUAY
Tel: (+598) 4372.2375 / 4372.2531 | info@ccifa.com.uy

Síganos en: